learn-2405206_1920

Fomentar las vocaciones STEAM entre las mujeres, clave para la innovación y el desarrollo de empresas y sociedad

La innovación, la búsqueda de la excelencia y el desarrollo del talento son la base para una sociedad avanzada. Pero España adolece de una gran falta de cultura científica y un decreciente número de vocaciones investigadoras. Se estima que los titulados STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas) descienden a un ritmo anual del 3,3% en nuestro país, lo que se traduce en un déficit previsto de profesionales en los ámbitos científico-tecnológicos, frente al aumento de la demanda de este tipo de perfiles previsto para los próximos años. En 2030 España será uno de los países más amenazados por el déficit de talento en estas titulaciones.

A ello se suma otro problema que afecta a la mitad de la población. Según la UNESCO, solo el 35% de los estudiantes matriculados en las carreras vinculadas a las STEAM son mujeres y solo el 3% de las estudiantes de educación superior escogen realizar estudios en el ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación.

Por eso desde el Consejo Social de la Universitat Politécnica de València, junto con la Real Academia de Ingeniería, decidimos tomar cartas en el asunto.Y ahí es donde surge el proyecto Up! STEAM.

Con UP! STEAM se persiguen una serie de objetivos muy ambiciosos, como poner a la mujer en el centro de todo el movimiento tecnológico; mostrar el carácter social de las carreras STEAM; trabajar en la educación en informática y tecnología desde la infancia; dar mayor visibilidad a las mujeres que han destacado en el campo de la ciencia y la tecnología, para contar con referentes femeninos; e impulsar programas que disuelvan la brecha de género en ingeniería y tecnología.

Para ello se han seguido dos caminos interelacionados. Por un lado, un programa de mentoring, donde se ha puesto en contacto una alumna de Ingeniería con una profesional consolidada para ayudar a las jóvenes a comprender mejor los retos profesionales y enfrentarse con garantías al mercado laboral. En su primera edición han participado 45 alumnas de tercer y cuarto curso de ingeniería así como de Máster en Ingeniería, interesadas en recibir apoyo por parte de profesionales ya posicionadas en el mundo profesional, con el fin de hacer más accesible la incorporación al mundo de la empresa.​

El segundo camino ha sido el Concurso UP! STEAM. Un programa educativo dirigido a estudiantes de primer y segundo ciclo de ESO de la provincia de Valencia para que se acerquen a la ingeniería y conozcan sus posibilidades. Los equipos de cada centro disponían de un kit de fabricación aditiva para diseñar un prototipo real que se presente como solución a un problema real, enfocado especialmente a problemas que tengan que ver con la mejora de la calidad de vida de las personas. En total se han presentado 51 proyectos de diferentes colegios e institutos,  que han contado con el asesoramiento de 45 alumnas de tercer y cuarto curso de ingeniería así como de Máster en Ingeniería, que formaban parte del programa de Mentoring de UP! STEAM.

Construir una sociedad de progreso y bienestar pasa por fomentar las vocaciones hacia carreras STEAM entre las mujeres, porque si no estaremos desaprovechando su potencial creativo, clave para la innovación y el desarrollo de nuestras empresas y de la sociedad en general.

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on print
Share on email

Publicado por: