executive-4499281_1920

La competitividad pasa por incrementar la presencia femenina en la empresa

Los datos hablan por sí solos. Tres de cada cuatro empresas que han promovido la presencia de mujeres en cargos directivos han aumentado sus beneficios entre un 5% y un 20%, según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Pero además, un 54% de las compañías afirma que han mejorado en creatividad, innovación y apertura. Las mujeres aportamos una mayor diversidad de enfoques, estrategias y formas de trabajo que, sin duda, enriquecen a las empresas y las hacen más competitivas.

Sin embargo, casi en el 60% de las empresas la proporción de mujeres en cargos directivos y de gestión no llega siguiera al 30%. A pesar de que estas cifras van creciendo, en España ha ido aumentando de forma ininterrumpida desde 2003, todavía queda mucho para alcanzar una proporción equilibrada.

¿Qué está pasando? Entre otros aspectos, además de políticas de igualdad reales desde las administraciones públicas, hace falta un cambio en la cultura empresarial. Factores como la necesidad de estar disponibles en todo momento y en cualquier lugar son según la OIT algunos de los problemas que dificultan el acceso de la mujer a puestos de toma de decisiones.

Veamos otro dato. La inversión en I+D en España ascendió a 14.052 millones de euros en 2017, lo que supuso un aumento del 6% respecto al año anterior, según los últimos datos del INE. Dicho gasto representó el 1,20% del Producto Interior Bruto (PIB), muy lejos de la media europea, que se sitúa en el 2,07% del PIB. Tal y como señala el informe de EAE Business School sobre La inversión en I+D+i, 2018. Análisis de la situación a nivel internacional, nacional y autonómico, “los datos sobre I+D+i en los que basar nuestro cambio de modelo y la sostenibilidad del crecimiento, no acompañan a los de crecimiento económico. La distancia en I+D+i con Europa, que aumentó durante la crisis, no sólo no se reduce, sino que crece”.

¿Está relacionada la baja inversión en I+D con la escasa presencia femenina en cargos directivos? Un estudio de la Universidad de Granada asegura que las pymes tecnológicas que cuentan con mujeres en la alta dirección son más innovadoras. Además, la mayoría de puestos de alta dirección en empresas como Google, Facebook, Microsoft, HP o LinkedIn lo desempeñan mujeres en España. Es decir, no es casualidad. La presencia femenina en puestos directivos mejora la capacidad de innovación de las empresas.

Si queremos avanzar en la competitividad de nuestras empresas, para que puedan competir aun un mercado cada vez más exigente, es necesario incrementar la tasa de empleabilidad femenina, ya que conlleva muchos beneficios económicos. Pero además tenemos que visibilizar a esas mujeres que ya han alcanzado puestos de responsabilidad y poner en valor lo que han logrado. Tener referentes que inspiren ayuda a que otras mujeres sientan que pueden llegar y que los techos de cristal se pueden romper.

Desde el Consejo Social de la Universitat Politècnica de València hemos tratado de aportar nuestro granito de arena. Con el proyecto UP! STEAM no solo tratamos de acercar las profesiones STEAM a los más jóvenes. También estamos trabajando para dar mayor visibilidad a las mujeres que han destacado en el campo de la ciencia y la tecnología, como Ada Lovelace, Emily Noether o Vera Rubin por citar algunos ejemplos de mujeres brillantes, para que nuestras niñas puedan contar con referentes femeninos. Y para que, en un futuro, las empresas puedan disponer de un talento femenino que les aporte grandes beneficios.

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on print
Share on email

Publicado por: