vegetables-1085063_1920 (1)

5 tendencias que marcarán la alimentación en 2021

La preocupación por la salud y cómo influye la alimentación en ella se ha disparado en el último año debido a la pandemia de la Covid-19. Elegir bien qué comemos, conocer qué valores nutricionales hay detrás de cada alimento y que beneficios nos aportan son aspectos que han ido ganando en importancia para los consumidores. Un estudio realizado por AINIA Consumer sobre la Opinión del Consumidor sobre Health Claims, en el que han participado más de 280 consumidores, destaca que la salud y el bienestar emocional están desempeñando un papel más importante que nunca, puesto que las personas estamos priorizando permanecer sanos y seguros.

A través de AINIA Consumer, el Instituto Tecnológico de la Industria Alimentaria (Ainia) estudia el comportamiento del consumidor ante diferentes escenarios, para comprender en profundidad cuáles son sus necesidades y deseos, y a partir de este conocimiento, poder ofrecer soluciones innovadoras que los satisfagan. Así, han encontrado cinco tendencias que no solo van a marcar la alimentación en 2021, sino que han venido para quedarse.

  • 1- Elección de productos saludables. Los consumidores van buscando la salud física y mental. Y lo hacen, en gran parte, eligiendo productos lo más naturales posible. Los encuestados afirman que 100% natural es la declaración nutricional más importante a la hora de comprar productos de alimentación y la que tienen en cuenta en los productos que consumen con mayor frecuencia. Le siguen muy de cerca: bajo/sin azúcar, sin aditivos, sin colorantes, sin edulcorantes, bajo/sin grasa, sin azúcares añadidos.

Las dietas pobres en productos procesados y ricas en antioxidantes, vitaminas, minerales, fibra, grasas saludables y otros compuestos bioactivos, como por ejemplo los probióticos, ya eran tendencia entre gran parte de la población, este año todavía van a cobrar mayor relevancia las dietas que incorporen alimentos que contribuyan a mejorar la salud, reducir el estrés y a mejorar el sueño. Desde hace tiempo los consumidores se interesan cada vez más por el “clean label” o “productos sin E” (menos ingredientes artificiales) y, por “simple food”, alimentos sencillos cuya composición sea básica.

  • 2- Refuerzo del sistema inmunológico. Contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario. Esta es la declaración de la propiedad saludable más importante para los consumidores que participaron en el estudio Opinión del Consumidor sobre Health Claims. Además, los probióticos son unos de nuestros mejores aliados para fortalecer el sistema inmune, equilibrar la flora intestinal, estimular la producción de vitaminas, ayuda a la digestión, entre otros. En definitiva, contribuyen a mejorar la salud.
  • 3- Origen de los alimentos y la omnicanalidad. Inmersos en la era de la información, no se puede pasar por alto la importancia que los consumidores dan al conocimiento de la procedencia de los alimentos que consumen, pues se convierte en uno de los factores decisivos a la hora de decidir qué productos comprar. El consumidor exige una mayor transparencia y la industria se apresura en mostrarla a través de sistemas como Blockchain.

En este punto, es importante destacar los cambios legislativos en cuanto al etiquetado del origen de los alimentos en la UE.  Gracias a esta normativa se están realizando una serie de cambios en el actual etiquetado de los alimentos, para evitar información engañosa o que pueda inducir a error a los consumidores.

Conocer los ingredientes con los que está elaborado un alimento, dónde se ha producido o de dónde viene, o quién ha elaborado el alimento que nos disponemos a consumir, son cuestiones cada vez más importantes que los consumidores quieren saber cuándo se disponen a comprar y consumir un producto. Contar con un certificado de origen, ofrecerá a los consumidores una mayor confianza a la hora de adquirir productos de alimentación.

Este conocimiento, permite también adquirir aquellos alimentos que provengan de zonas cercanas, generando así un menor impacto ambiental, aspecto relevante para otro de los factores que están cada vez más presentes en la vida de los consumidores, la sostenibilidad. Una tendencia que se ha acentuado durante la pandemia donde los consumidores han buscado productos de proximidad.

También el aumento del e-commerce ha sido fruto de la crisis sanitaria vivida y su previsión está al alza en los próximos meses. Temas como la omnicanalidad y la experiencia de compra son cada vez más importantes.

  • 4- Alimentación sostenible y seguridad alimentaria. Los consumidores no solo se preocupan por la salud humana, sino también por la salud del planeta. Es un reto que cada vez está más presente y se hace extensivo a todos los sectores. Conseguir un sistema alimentario sostenible, por ejemplo, a través de la lucha contra el desperdicio de alimentos. La reducción del desperdicio de alimentos supone ahorros tanto para los consumidores, como para los operadores, también el aprovechamiento de los excedentes de alimentos, que de otro modo se desperdiciarían, tiene una importante repercusión social.

En este punto, la estrategia ”de la granja a la mesa” pone el acento en la producción de alimentos saludables, accesibles y sostenibles. Ante la realidad que estamos viviendo, los consumidores buscan alimentos que sean seguros, por tanto, los protocolos de limpieza en tienda, envases seguros, antimicrobianos… son fundamentales para generar confianza al consumidor.

A través de la Comisión Europea conocemos la Estrategia “de la granja a la mesa”, un proyecto comunitario que ofrece una oportunidad para mejorar los modos de vida, la salud y el medio ambiente. La creación de un entorno alimentario favorable que facilite la elección de dietas saludables y sostenibles beneficiará la salud y la calidad de vida de los consumidores, además de reducir los costes relacionados con la salud para la sociedad.

Por otra parte, debido a la crisis económica derivada de la sanitaria, ha disminuido el poder adquisitivo de muchas personas por lo que la planificación de las compras es cada vez mayor.

  • 5- Sostenibilidad. Los envases son un aspecto muy importante a muchos niveles, desempeñan una función fundamental en la sostenibilidad de los sistemas alimentarios, desde la elección de sus materiales que están en contacto con alimentos para mejorar la inocuidad de estos y la salud de los consumidores, hasta el desarrollo de soluciones de envasado innovadoras y sostenibles que empleen materiales respetuosos con el medio ambiente, reutilizables y reciclables, contribuyendo así a la reducción del desperdicio de alimentos.

La lucha contra el fraude alimentario también juega un papel importante, pues a los consumidores les impide elegir con conocimiento de causa y, por tanto, va en perjuicio de la seguridad alimentaria, así como de las prácticas de comercio justo.

Los consumidores están cada vez más concienciados de la importancia de la sostenibilidad en la producción de alimentos. Los cultivos ecológicos/ sostenibles, el bienestar animal, las transacciones justas entre los eslabones de la cadena, el uso de materiales sostenibles para envasado, la reducción del desperdicio en procesado, la reducción de las emisiones de CO2, la gestión eficiente del agua… son temas cada vez más importantes para el consumidor.

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on print
Share on email

Publicado por: