paper-1100254_1920

La experiencia educativa como construcción de conocimiento

Diagnosticar la realidad educativa, para poder comprenderla, y así, transformar su realidad y sus prácticas socio-educativas. Además hacerlo desde el compromiso de los agentes implicados. Para que así esos cambios profundos se implementen de manera efectiva, tanto en las aulas como fuera de ellas.

Hay que brindar nuevos contextos para que se genere un nuevo modelo de enseñanza. Y es que la docencia universitaria no puede seguir basándose en un proceso de transmisión de conocimiento unidireccional, sino que hay que apostar por un aprendizaje más creativo y colaborativo. Un aprendizaje que fomente la actitud crítica, la reflexión y donde prime el trabajo el equipo y los alumnos dejen de ser sujetos pasivos.

Así, con el objetivo de diagnosticar la realidad educativa, para poder comprenderla y transformar su realidad y sus prácticas socio-educativas, nace en Florida Universitaria, en junio de 2020, un proyecto de investigación/ acción en Estudios Superiores (ciclos formativos, grados y máster), pionero en el ámbito universitario.

¿Qué se pretende? El objetivo es llevar a cabo una transformación profunda de la organización de dentro hacia fuera, donde se van a poder incorporar cambios pedagógicos, administrativos, de gestión, de acción comunitaria, etc. Para ello se van a llevar a cabo acciones que partan del compromiso de los agentes implicados para que se inicien cambios  profundos, que vayan más allá de las propias prácticas de aula.

¿Cómo se va hacer? Para desarrollar el proyecto de investigación-acción, el proceso está dividido en diferentes fases. En la primera de ellas (en la cual nos encontramos en el presente curso escolar), estamos analizando el estado de la cuestión, es decir, diagnosticando el Modelo Educativo. Para ello, nos estamos sirviendo del análisis de la documentación existente sobre el modelo educativo; y realizando entrevistas conversacionales (Van Manen, 2003) a todo el profesorado, a los responsables de Unidad, al alumnado de ADR, (Asociación de Representantes del Alumnado) y a alumnado de diferentes titulaciones que se encuentren insertados en el mundo laboral; por otro lado, focus group con los coordinadores y coordinadoras de Proyecto Integrado.

El objetivo en esta primera fase es revisar, poner en relación y sistematizar las prácticas educativas cotidianas que en nuestros campus tienen lugar. Esta conceptualización de la experiencia -Oscar Jara (2010)*- nos va a permitir (de cara a la segunda fase) tomar distancia, mirar con detenimiento y ordenar nuestras vivencias para poder tener una interpretación crítica, una voluntad dialógica, una deliberación, y un intercambio cooperativo.

Todas estas entrevistas se están grabando y transcribiendo para posteriormente poder teorizar sobre las prácticas llevadas a cabo en la vida cotidiana de nuestras aulas y saber qué tipo de pedagogía subyace de ellas. Tomar la experiencia como espacio de relación y producción de conocimiento (Morin, 1988)**.

Paralelamente a la utilización de los instrumentos de investigación, se está construyendo un marco conceptual que nos servirá para enmarcar a nivel teórico nuestros referentes académicos. Gracias a lecturas de manuales didácticos de Estudios Superiores, como a la transferencia de conocimientos académicos surgidos de visitar otras realidades académicas. Bien sea para realizar transferencia de conocimiento, o bien, para poder reflexionar sobre nuestra propia práctica profesional.

En la siguiente fase de investigación-acción, que tendrá lugar en el curso escolar 2021-2022, se triangularán todas las fuentes, se pondrá en relación la construcción teórica del marco conceptual, con los informes surgidos de las entrevistas, los focus group y el análisis documental. Durante esta fase, se realizará análisis de discurso y análisis de contenido gracias a unas matrices que nos permitirán ordenar y poner en relación toda la información extraída.

Posteriormente, la sucesiva fase de investigación dará lugar a los resultados extraídos del análisis. Las matrices mencionadas anteriormente, darán lugar a categorías conceptuales que determinarán la filosofía pedagógica de nuestro centro. Estos resultados se devolverán al claustro del profesorado nuevamente en forma de entrevistas individuales o grupales, para concretar, en su realidad, las nuevas aportaciones a sus áreas de conocimiento.

Finalmente, en el curso escolar 2022-2023, de la construcción colectiva y nacido de la voluntad de la cooperación entre iguales, se hará público el Modelo Educativo de Estudios Superiores de Florida Universitaria con la intención de seguir aprendiendo y mejorando nuestra intervención educativa.

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on print
Share on email

Publicado por: