algebra-1238600_1920

¿Estamos aprovechando todo el potencial estratégico del diseño?

El diseño es, sin duda, la herramienta más poderosa para la innovación y la adaptación al cambio que se encuentra al alcance de todo tipo de organizaciones, sin importar tamaño o sector de actividad. En el complejo contexto actual, ha demostrado, una vez más, ser un excelente aliado a la hora de resolver problemas eficientemente, redefinir estrategias, modelos de negocio y procesos, aprovechar oportunidades y encontrar nuevos enfoques competitivos.

Pero, ¿sabemos aprovechar todo su potencial estratégico? ¿Estamos haciendo un ‘uso consciente’ del diseño en nuestra empresa?

Para ayudar a cada organización a encontrar sus respuestas, la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) ha creado una herramienta online gratuita de análisis estratégico del uso y gestión del diseño, D-Tool, con apoyo de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI). En menos de 15 minutos, permite evaluar en qué grado y de qué manera se relaciona la empresa con el diseño en ese momento, abriendo una reflexión sobre las oportunidades que genera su integración estratégica, en términos de mejora de su posición en el mercado -con productos y servicios diferenciales y con valor añadido-, de su productividad, calidad, sostenibilidad y, gracias a todo ello, en resultados.

El autodiagnóstico a través de D-Tool es personalizado para cada organización y necesitará que se aporte información concreta, por lo que recomendamos que, quien lo vaya a realizar, tenga una visión global de la entidad. Una vez completado el proceso, se genera un informe inmediato y personalizado, basado en los datos facilitados y en los cruces de las respuestas, aplicando tres herramientas específicas -la Design Ladder, creada por el Danish Design Centre, la Brújula del Diseño y los Patrones de utilidad del diseño, herramientas propias de la ADCV que proceden del estudio ‘La economía del diseño en la Comunitat Valenciana’-.

En este documento, resultado del autodiagnóstico, se ofrecen una serie de propuestas o posibles soluciones que el diseño puede aportar a los problemas o dificultades que la empresa ha expresado.

Su accesibilidad y su enfoque práctico han propiciado que, transcurrido un poco más de un año desde su lanzamiento, D-Tool haya sido utilizada ya por más de 200 empresas de la Comunitat Valenciana. A través de su experiencia y su feedback, hemos podido constatar la importancia que el tejido empresarial otorga al diseño como herramienta de innovación complementaria o alternativa a la inversión en procesos de I+D. De hecho, las pymes y micropymes -que suponen más del 98% del tejido empresarial en región- han afirmado que encuentran en el diseño una herramienta asequible de evolución, mejora y diferenciación.

El proyecto D-Tool fue concebido con un enfoque dinámico y de mejora continua. Por ello, sobre la base de los comentarios, sugerencias y aportaciones proporcionados por las empresas que ya lo han utilizado, estamos trabajando para complementar la plataforma de autodiagnóstico con herramientas prácticas que faciliten a las empresas ese camino hacia la integración estratégica del diseño, que incluiremos en la web de D-Tool durante este año. Esta nueva fase cuenta, también, con respaldo de la AVI.

El contexto económico y social en el que estamos inmersos plantea importantes retos, pero, también, grandes oportunidades. Las demandas y necesidades de nuevos productos y servicios, la imparable y acelerada digitalización, la evolución hacia sistemas más sostenibles, entre otras grandes tendencias, abocan a la redefinición de estrategias, modelos y procesos. Aprovechemos todo lo que el diseño puede aportarnos para evolucionar hacia organizaciones más eficientes, sostenibles y competitivas.

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on print
Share on email

Publicado por: